627-1200 / 265-4097 lima@caplima.pe

-Arquitecta, ¿cómo ve la respuesta del Gobierno respecto a la reconstrucción en respuesta al Niño costero?

Hubo el Decreto Supremo Nº 060-2017-PCM, que declaraba Lima e Ica en emergencia. Luego se sacó otro listado para pedir 45 días adicionales para la respuesta y rehabilitación tras los efectos del Niño costero. ¿Qué quiere decir ello? La ley disponía la atención de las personas afectadas, así como la habilitación de los servicios básicos indispensables, y así normalizar actividades en la zona afectada por el desastre. En conclusión, si en Lima tenemos diez provincias con 131 distritos declarados en emergencia, significa que no se avanzó ni culminó ninguna de las dos etapas, es decir, ni de respuesta ni de rehabilitación.

-¿Cómo avizora la reconstrucción del norte del país tras el Niño costero?

Desde que tuvimos el fenómeno en este verano el tema de la reconstrucción se basa en una normativa que le han cambiado de nombre, pero donde se mantienen los mismos actores, excluyendo a los colegios profesionales como el de Arquitectos. La Reconstrucción con Cambios tiene una pequeña variación del nombre y en el número de la ley. Con una condicionante que, una vez ingresado el expediente de nivel “A”, no existe mecanismo y organismo que pudiese suspender o paralizar la obra iniciada a pesar de que incumpla con los parámetros urbanísticos.

-¿Diría que el nivel de vulnerabilidad no está en la devastación del terremoto sino en el diseño de la estructura de las edificaciones?

Nuestra normativa sí contempla los movimientos sísmicos. Incluso tenemos un porcentaje adicional en caso se pudiesen superar todos esos picos de algún movimiento telúrico fuera de lo estándar. En el silencio sísmico no existe mecanismo alguno en el cual pudiésemos determinar en qué sitio, en qué parte de la costa, selva o la sierra, o en qué parte del mar y a qué profundidad se pudiera generar el epicentro del movimiento.

-¿Por qué se afectó tanto la ciudad de Pisco en el terremoto de agosto de 2007?

El tema de Pisco es sui géneris por la antigüedad de las edificaciones y el tipo de construcción que existía en ese entonces. La napa freática condiciona que las cimentaciones sean diferentes. El control no pasaba por comisiones técnicas. El sistema constructivo se basaba en adobe y el mantenimiento de las edificaciones no existía, y estaban muy deterioradas. El punto de quiebre donde comenzó el sismo estaba muy cerca a la superficie y la intensidad se hizo exponencial en toda la ciudad.

-¿Cuál sería el motivo del fracaso de la reconstrucción en Pisco?

Fue un intento fallido porque se hizo a espaldas de los colegios profesionales. No se contemplaron todas las condicionantes básicas, donde lo primero es el reordenamiento territorial. No había la gestión de riesgo en el 2007, donde pudiesen tener a especialistas para determinar qué área es vulnerable y qué área no. O si es vulnerable pero mitigable también, o viceversa. Entonces, hay diferentes zonas donde el trabajo que pudiera ser mitigable o una zona habitable costaría demasiado o tal vez no sería lo apropiado para esa zona.

-¿Qué piensa de la Reconstrucción con Cambios que promueve el Gobierno en el norte?

Mire, así como ha fracasado la reconstrucción de Pisco del año 2007, de la misma manera va a fracasar la Reconstrucción con Cambios que se piensa hacer en el norte. Ese cambio es solo de nombre, porque no ha cambiado la actitud ni la formación de las personas que van a participar en ese proceso. Los arquitectos jamás permitiríamos la ejecución de obras en zonas de riesgo ni edificaríamos construcciones vulnerables. Evitaríamos que sigan operando las APP [Asociaciones Público Privadas] a sola firma, pues se presta a corrupción al no haber fiscalización de un contralor. En tal sentido, le pido al presidente Kuczynski que eliminen las APP y que haya comisiones técnicas que supervisen las obras.

-¿Por qué cree que el Gobierno no ha convocado al gremio de arquitectos para la Reconstrucción con Cambios?

Los arquitectos somos los planificadores de las edificaciones de las ciudades por excelencia. Por ende, el ministro de Vivienda y Construcción debiera ser un arquitecto y no lo es, es un ingeniero sanitario. Ahora, los directores de más alto rango, o sea, que vienen directamente de la línea directa, ministros, viceministros, y esos directores que en su gran mayoría eran arquitectos, han sido reemplazados por economistas, por abogados o ingenieros, pero [no hay] ni un solo arquitecto.

EMERGENCIA

“Como aporte del Colegio de Arquitectos de la Región Lima hemos creado nuestro centro de operaciones de emergencia y hemos visto diferentes distritos, muchos de los cuales habían estado declarados ya en emergencia”, afirma Costanza.

Fuente: Diario Expreso (http://www.expreso.com.pe/entrevista/reconstruccion-cambios-fracasara-paso-pisco/)