01 627-1200 lima@caplima.pe

El jefe de la Reconstrucción con Cambios afirma que el país no puede seguir experimentando las enormes pérdidas causadas por desastres naturales

El economista Edgar Quispe habla del proceso de reconstrucción de las zonas afectadas por El Niño costero. También considera que la prevención es fundamental para mitigar los efectos de los desastres naturales que en el futuro puedan ocurrir en diferentes zonas del país.

—Comencemos con las críticas puntuales: por ejemplo, el alcalde de Chosica entregó un estudio a la autoridad en setiembre para el enrocado de las quebradas de Lima y Chosica. Parece que faltaban unos anexos y, en lugar de pedirlos, dejaron pasar los meses sin hacer nada…
Bueno, el Plan Integral de Reconstrucción con Cambios ha partido por identificar los daños en cada uno de los lugares. Lo que el alcalde [Luis] Bueno presentó fue un compendio de iniciativas y lo que se requiere para poder intervenir directamente desde la autoridad, transferirle los recursos, son fichas…

—Me dicen que no existe, por ejemplo, un catastro de los damnificados en Lima.
Hay un catastro, hecho por Cofopri, de todas las familias que han sido dañadas por El Niño costero, y que identifica que hay 48 mil familias que perdieron sus viviendas.

—Hay 48 mil viviendas que van a ser reconstruidas, pero la mayor parte en el mismo sitio donde estaban, cuando se trataba de reubicar a estas poblaciones que están en zonas de riesgo en nuevas ciudades integrales para que esto no se repita. ¿Qué proporción de esas 48 mil van a ser reubicadas?
Mira, ninguna familia que vive dentro de la faja marginal de los ríos o quebradas, en zonas de riesgo no mitigable, debería vivir ahí. Esto quiere decir que tenemos que reasentar familias. El ejemplo más claro es Cura Mori en el Bajo Piura. Ahí más de 600 familias perdieron sus viviendas y sus cultivos. Estas familias van a tener viviendas definitivas en otras zonas, no en el mismo lugar. Esa es la Reconstrucción con Cambios.

—¿Y esa otra zona va a estar diseñada como una ciudad integral?
Vamos a tener una mirada totalmente integral, con su plan de desarrollo urbano. Queremos que esta pueda ser una de las ciudades símbolo de la reconstrucción, en el kilómetro 980. Estará lista alrededor del segundo semestre.

—De acuerdo, pero me dicen, por ejemplo, que en el río Rímac, nadie ha sido movido de su sitio y todos los que han sido afectados están en zona de riesgo…
Todas las familias que fueron afectadas en la cuenca del río Rímac vivían en carpas instaladas por el Indeci. Estas carpas hoy están desapareciendo con el bono 500, [que consiste en] 500 soles que le damos a cada familia para que pueda alquilar una vivienda digna, mientras se construye su vivienda definitiva. Aquí tenemos que ser enfáticos: no se va a construir en el lugar donde estaba su vivienda original, y parte de la demora radica en que hay que encontrar los terrenos adecuados para poder construir las viviendas definitivas.

—¿Todavía no se han encontrado los lugares donde se construirían estas ciudades alternativas?
Se están buscando los terrenos. En Piura hoy día sí tenemos viviendas construidas de material noble, que es un cambio estructural para estas familias, que vivían en esteras. Hoy día tienen una vivienda de 38 metros cuadrados con dos dormitorios, baño y sala-comedor-cocina. Lo hicimos rápido porque tiene título de propiedad.

—¿Están teniendo dificultades en algunos ríos, en algunas cuencas, con personas que no quieran salir de sus sitios?
Este es un problema estructural en el país. La Autoridad Nacional del Agua (ANA) delimita la faja marginal, pero no se aplica, está invadida. Tenemos que hacer esfuerzos importantes para que las municipalidades no otorguen licencias para la construcción de viviendas en esos lugares, para reforzar el lado institucional en el marco de la reconstrucción.

—¿Es objetivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios reubicar a todos los que estén en las fajas marginales de los 19 ríos que están bajo su competencia, hayan o no sufrido eventos de El Niño costero?
La política es que la prevención tiene que ser el eje de la reconstrucción, porque el país no puede seguir experimentando, cada vez que aparece un [fenómeno de El] Niño, estos problemas. Para cada uno de los 19 ríos, cinco quebradas y seis ciudades, vamos a tener soluciones integrales a los problemas estructurales. Tenemos que tener la mirada de cuenca, de territorio, en la que tenemos que tener soluciones en la parte alta, en la parte media y en la parte baja. En ese marco, si hay alguna familia, algún terreno agrícola que no calza dentro de la solución integral, tiene que reubicarse, tiene que salir…

—Independientemente de que haya sufrido o no el impacto de El Niño costero…
Desde luego, desde luego.

—¿Pero lo podrán hacer?
Es que el país no puede seguir experimentando las enormes pérdidas causadas por los desbordes y huaicos. La Reconstrucción con Cambios va a trabajar fuertemente en la solución integral de estos temas.

—¿Ya tienen los planes para el manejo integral de todos estos 19 ríos, incluyendo forestación por ejemplo?
No, a ver, te voy a poner el ejemplo de Piura, que tiene la característica de tener el río Piura al lado de la ciudad de Piura. El río le causa mucho daño a la ciudad, pero Piura además tiene el problema del drenaje. Por lo tanto, hay que mirar al río con el drenaje de manera integral.

—Se ha criticado que no se ha escuchado a los ingenieros de la universidad, a los técnicos que hay en Piura que conocen su realidad y tienen soluciones.
Eso no es verdad. Me estoy reuniendo con cada uno de los colegios profesionales, con las universidades y la sociedad civil para recoger desde ellos estas soluciones, y hemos quedado en juntarnos en una semana más para encontrar una solución integral a ese problema. Hay que desarrollar un plan maestro, y en el caso de Piura, hemos encontrado casi casi un plan maestro ya elaborado…

—¿Elaborado por quién?
Por esta mesa técnica de la sociedad civil, en la que está el Proyecto Especial Chira Piura, la academia, los colegios profesionales.

—¿En Trujillo y Chiclayo se ha convocado también a la sociedad civil?
En Trujillo hemos convocado a la Cámara de Comercio, al Colegio de Ingenieros y [el de] Arquitectos, la Comisión de Urbanismo Sostenible, la UPAO. Lo mismo hicimos en Chiclayo. El viernes hice lo mismo en Tumbes. La idea es que para las soluciones integrales de los ríos, quebradas y drenaje de ciudades importantes se haga lo mismo.

—¿Y quién va a ejecutar esos planes?
Ese es el otro tema, buen punto. La reconstrucción tiene que trabajar fuertemente toda la institucionalidad que tiene que soportar el manejo de cada una de estas cuencas. [El río] Huaycoloro, por ejemplo, tiene varias municipalidades a lo largo de su recorrido, y uno se pregunta quién se encarga del manejo integral del río. Y uno mira, voltea y no encuentra a nadie porque son varias municipalidades.

—Bueno, eso iba a preguntar, debería haber en cada cuenca una autoridad encargada del manejo integral.
Precisamente el otro eje de trabajo que tenemos desde la autoridad es el tema institucional. En Piura existe el Proyecto Especial Chira Piura, que ha visto este río a lo largo de varias décadas, pero no se le ha dado esta potencia para que pueda tener la mirada integral de todo el río Piura. La otra manera es de repente pensar una autoridad más nacional. Pero esto es parte de lo que nosotros vamos a construir a lo largo de estos próximos meses, para que estas soluciones tengan sostenibilidad, conservación y mantenimiento.

—En el caso de la cuenca del río Rímac, hay una propuesta de coreanos para hacer una rehabilitación de toda la cuenca. ¿Eso va a ser tomado en cuenta?
En general, para los ríos de la costa necesitamos tener soluciones integrales. Hemos convocado al sector privado para que pueda proponer y desarrollar estas soluciones integrales bajo la figura de obras por impuestos. En el caso del Huaycoloro, ya tenemos un conjunto de empresas que han expresado interés. La ventaja es que el presupuesto lo tiene la autoridad, no tiene que ir al sector.

—Me dicen que no se ha descolmatado el río Rímac desde Chaclacayo hasta Cocachacra. Felizmente ha llovido poco…
Hemos transferido recursos para que puedan descolmatarse 33 ríos a lo largo de toda la costa. Y en quebradas, desde la quebrada San Ildefonso hasta la quebrada de Cansas, que está en Ica. Para Santa Eulalia y el río Rímac de Ricardo Palma hacia arriba se encarga el Gobierno Regional de Lima. Hemos verificado que están descolmatando a lo largo de toda la cuenca. Están en pleno trabajo. Cómo nos hubiera gustado que todo estuviera concluido desde diciembre, pero a veces…

—¿Qué pasó ahí? ¿Por qué se demoró tanto esto?
Son los procesos que se demoran y eso retrasa. Algunos procesos se caen, hay que volver a convocarlos…

—Ahora hay un problema con la capacidad de ejecución, que ha sido muy pobre. Hasta el momento, se han ejecutado solo 1.000 millones de soles. ¿Por qué no se contrató a una o varias empresas internacionales o nacionales de ingeniería que pudieran diseñar y ejecutar?
El plan de reconstrucción fue aprobado en setiembre del año pasado, entonces, tampoco podemos esperar que la respuesta sea rápida. Ayer hemos presentado un programa de inversión 2018 bastante ambicioso; vamos a ejecutar este año más de 3.500 [proyectos] por un monto de 7 mil millones [de soles].

—¿No son demasiados proyectos? ¿No habría que agrupar los proyectos, digamos, para poder manejarlos mejor?
Hay proyectos que tienen que ser empaquetados para poder licitarlos de manera rápida. Eso se está haciendo, pero no puedes decir que una carretera de 90 kilómetros se agrupe con otra carretera de 90 kilómetros.

—No, eso no, pero si son 3.500 proyectos, hay muchos que son muy pequeños. En el plan había proyectos de 1.000 o 2.000 soles, ridículo…
Lo que pasa es que los montos que aparecen en el plan son referenciales, son los que se recogieron en el catastro, pero eso tiene que ser reflejado en el estudio de preinversión y en el estudio definitivo. Entre los ejecutores principales tenemos a los cinco ministerios, a los gobiernos regionales y a los gobiernos locales…

—Preguntaba por qué no se contrató a empresas de ingeniería…
¿Pero una gran empresa va a ser eficiente en una pista y vereda de tres cuadras? Tenemos que diferenciar entre los grandes proyectos, los medianos y los pequeños. Estos pequeños fácilmente se pueden descentralizar y desde noviembre me reúno con los alcaldes y les digo: “Corramos con desarrollar los expedientes técnicos…”.

Fuente: El Comercio   |   https://elcomercio.pe/politica/prevencion-eje-reconstruccion-noticia-494713

Foto: Economista Edgar Quispe  |  Perú 21