627-1200 / 265-4097 lima@caplima.pe

Grace Farms del estudio SANAA ha sido anunciada como la obra ganadora del Premio Mies Crown Hall Americas (MCHAP) 2014/2015, el reconocimiento a las obras arquitectónicas más distinguidas construidas en el continente americano.

El proyecto fue seleccionado de una lista de siete finalistas, uniéndose a la Fundación Iberê Camargo de Álvaro Siza en Porto Alegre, Brasil y el 1111 Lincoln Road de Herzog & de Meuron en Miami, Florida como ganadores del premio.

“Entre un fuerte grupo de proyectos, Grace Farms surgió como claro ganador por la claridad y coherencia de su solución arquitectónica”, comentó Stan Allen, presidente del jurado del MCHAP.

“El jurado quedó impresionado por la manera radical en el que la línea entre la arquitectura y el paisaje se vuelve borrosa. La experiencia del edificio revela una confiada realización y la inmediatez de sus detalles. Por último, el proyecto Grace Farms demuestra de forma única la capacidad de la arquitectura para hacer un lugar para una nueva institución innovadora”.

Los fundadores de SANNA, Kazuko Sejima y Ryue Nishizawa, fueron reconocidos con el Premio MCHAP, la Presidencia del MCHAP en el IIT Architecture Chicago del siguiente año académico, y $50,000 en fondos para investigación y publicación.

También se anunció el ganador del reciente premio estudiantil, MCHAP.student. El premio, otorgado al “proyecto más destacado realizado por un estudiante que se gradúa ente 2015-2016 y que aborda la metrópoli a través de una propuesta arquitectónica,” fue entregado a (a)typical office de Tommy Kyung-Tae Nam y Yun Yun del Colegio Taubman de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Michigan.

El jurado de la edición 2014/2015 estuvo conformado por: Stan Allen (Arquitecto y anterior decano de Princeton, NY), Wiel Arets (Arquitecto y decano de IIT, Chicago), Ila Berman (Profesor de Arquitectura, Waterloo), Jean Pierre Crousse (Barclay & Crousse, Lima), Florencia Rodríguez (Revista PLOT, Buenos Aires) y Dirk Denison (Director del MCHAP, Chicago).

Para la toma de la decisión, el jurado viajó a cada uno de los sitios finalistas para experimentar de primera mano los proyectos.

“Puede haber una cultura de la arquitectura global, pero cada lugar que visitamos tenía su propia identidad y cada proyecto respondió a un contexto específico. Como jurado también observamos temas comunes: Todos los proyectos, incluso los de las zonas urbanas, se involucran con el paisaje; todos ellos abarcan la arquitectura como una fuerza de cambio; y por último, todos ellos encuentran un delicado equilibrio entre la innovación y la historia de la disciplina”, comentó Allen.

Fuente: Gestión

Comentarios